Aunque las parejas del mismo sexo ya pueden casarse en nuestro país desde 2005, el fallo del Tribunal Constitucional esta semana ha traído por fin la tranquilidad a