La Navidad es una época en la que todo el mundo se vuelve más sensible y sentimental, una época que nos ablanda un poco el corazón y hace