No es bueno ir rápido, y todavía menos cuando se pretende excitar a vuestra pareja a través de los besos. Antes de lanzaros en su cuello para besarlo,