Los hombres no han esperado al invento de la silicona para disfrazar su soledad, las muñecas hinchables tienen detrás de sí varios siglos de auténticos y leales servicios. Para