Según un estudio realizado por Boston Medical Group, el alcohol es la principal causa de disfunción eréctil entre los jóvenes de 18 a 35 años, seguida por el