Como parte de las nuevas medidas de relajación frente al COVID-19 anunciadas por Ximo Puig en las Cortes y aprobadas por la comisión Interdepartamental, los centros de ocio