Una mujer es un enigma, saber descifrarlo puede ser la clave para calentarlas. Calentar una mujer no es algo del otro mundo, con tu debida paciencia, caballerosidad y