Para una pareja, las caricias representan una fundamental muestra de cariño que va mucho más allá de un simple contacto físico, pues implican lazos de intimidad y cercanía,