Las caricias más excitantes para una mujer

Para una pareja, las caricias representan una fundamental muestra de cariño que va mucho más allá de un simple contacto físico, pues implican lazos de intimidad y cercanía, esenciales para el buen estado de una relación.

Las caricias estimulan el deseo, aumentan la excitación y el placer, por lo que que son un factor clave en la satisfacción y la vida sexual plena que una pareja pueda tener.

Además, las caricias también son clave en el proceso de flirteo, pues hacen sentir a cualquier persona de una forma muy especial y generan un vínculo más estrecho durante este proceso de enamoramiento.

La piel de las mujeres es mucho más sensible al tacto que la de los hombres, por lo que los roces, caricias y besos son una forma muy sutil, pero efectiva de cautivar su atención.

A continuación te presentamos, las zonas más sensibles a las caricias para una mujer:

Rostro y cabello

La línea del cabello, las mejillas, el cuero cabelludo, labios, ojos y mentón son zonas con mayor potencial exógeno en el cuerpo de una mujer, por lo que brindar caricias es muy excitante para una mujer.

Cuello y oídos

Particularmente para las mujeres, estas zonas representan áreas muy sensibles, po lo que estimularlas con caricias suaves y tiernas puede ser un buen primer paso, aunque la intensidad se puede incrementar de acuerdo a la estimulación de la pareja.

Brazos y piernas

Nadie pensaría que estas zonas del cuerpo en una mujer tuvieran tanto poder de estimulación, pero es así. De hecho una de las zonas más sensibles para una dama es el antebrazo, justo del lado contrario del codo, así como también los muslos, zona en donde las caricias aumenta el deseo.

Senos

Si se estimula con caricias de la forma correcta, dependiendo de la preferencia suaves o intensas, esta es otra de las zonas más sensibles en el cuerpo de una mujer.

Espalda

Un buen masaje en la espalda es la más excitante forma de relación que pueda tener una mujer, sobre todo si su pareja adereza el masaje con una serie de caricias.

Monte de Venus

Cuando los lazos de intimidad lo permita, acariciar esta delicada zona del cuerpo de una mujer, es una excelente oportunidad para establecer  un juego previo al sexo.

Clítoris

Por ser una zona con muchas terminaciones nerviosas, el clítoris es muy sensible que requiere caricias suaves y lentas para que sean fáciles de disfrutar.

 

Hasta aquí nuestro breve recuento sobre las zonas erógenas del cuerpo de una mujer donde las caricias son más que excitantes, ahora sólo resta descubrirlos por ti mism@ y llevarlos a la práctica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *