Los hombres con personalidades difíciles son los que consiguen más relaciones. Los más agradables, no tanto, dice una investigación. Quién no se cansó de escuchar a algunas mujeres