Cosas que los hombres disfrutan al máximo en la cama

Cuando se está en una relación, sin importar el tiempo que lleven juntos, hay que mantener muy viva la llama de la pasión, y dejarse llevar por las aventuras en la cama.

Es recomendable salir de la rutina, pasar a lo nuevo y experimentar otras maneras de disfrutar del placer sexual. La liberación en el coito es imprescindible, para mantener unida una relación y para ser más felices en la vida cotidiana, no olviden la importancia de este aspecto en la pareja.

Si quieres revivir momentos de gloria junto a pareja, aquí te dejamos algunas cosas que quizá no sabías que el disfrutaba:

Quitarse la ropa interior

Es importante que de vez en cuando la mujer tome la iniciativa y encienda el deseo del hombre, puede ser con acciones tan sencillas como bajarse las pantis o quitarle a el los pantalones. Esto los vuelve locos, y promete encender el “motor” entre sus pantalones.

Experimentar sensaciones nuevas

Desde intentar nuevas posturas, hasta tener relaciones sexuales en lugares extraños o fuera de casa. Por lo que proponer ideas nuevas y picantes por parte de la chica, suele motivar la sexualidad y agitar el corazón y el miembro del hombre.

Tomar las riendas del caballo

La mayoría de los chicos disfrutan ser los dominantes, los que tengan el poder en la cama, pero de vez en cuando un intercambio de papeles puede ser significativo para el chico. Es decir, cuando la mujer comienza a dar órdenes, decir cosas obscenas y pedir más en la cama, estimula la sexualidad de su pareja.

Ser atrevida en la cama

Así es, ir un poco más allá definitivamente, es cautivante y excitante para el hombre. Si la mujer opta por hacer cosas como amarrarlo al catre o ser agresiva con sus gestos y acciones, dejará desconcertado y emocionado a su chico.

Pues bien, si quieres llamar la atención de un chico o mantener al lado tuyo al hombre de tus sueños, no olvides que el sexo monótono puede tornarse aburrido y sin sentido. No permitas que se apague la llama de la pasión y cambia la rutina de vez en cuando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *