El erotismo de los disfraces

Disfraces de enfermera, de escolar, de bombero, de policía, etcétera. Existe toda una gama de disfraces de carácter erótico disponible en las tiendas de lencería, en Internet, o en las sex-shop. A pesar de la amplia gama de este tipo de disfraces eroticos, destacan algunos temas que tienen un particular éxito, especialmente entre los hombres que los contemplan.

Autor: lightstargod-Pixabay

Autor: lightstargod-Pixabay

¿Por qué este tipo de disfraces tiene tanto éxito y excita a tantos hombres?

Al parecer, los disfraces forman parte de la magia erótica. Algunas texturas como el cuero, la seda o el terciopelo son propicias para la erotización, o incluso el fetichismo. En Mundoerotico podemos encontrar todo lo necesario para hacer realidad cualquier tipo de fantasía sexual.

En la práctica sexológica, los profesionales constatan que los zapatos y las botas están en el top de la lista. Más allá del simple disfraz, existen otros muchos que incitan al juego del rol.

Encarnar un personaje

Disfrazarse permite entrar en la piel de un personaje que difiere de la persona que se es en la vida diaria. Los juegos de rol permiten a los hombres y a las mujeres que se prestan a ello, meterse en la piel de alguien diferente, por un tiempo determinado, y explorar aspectos de ellos mismos que no conocían todavía, o que no se atrevían a mostrar a diario.

El disfraz traslada al individuo a otra dimensión, tanto para el que lo lleva como para el que lo contempla. La pareja deja libre curso a su imaginación, y cualquier escenario puede ser contemplado. Como para cualquier práctica erótico sexual en la pareja, conviene mantenerse en un equilibrio sutil entre las ganas comunes, las fantasías, y los beneficios de su realización.

Erotismo y fetichismo

Indudablemente se trata de un medio de divertirse en pareja, de descubrirse, aunque no se trata de caer en lo que se llama el fetichismo. Una persona cuya sexualidad pasaría exclusivamente por este tipo de escenario a través de los disfraces, tendría una tendencia fetichista. Si se necesita absolutamente un tipo de disfraz para excitarse, entonces es que existe un problema sexual. En este caso, lo ideal es acudir a un especialista, pero para la mayoría de las parejas, el disfraz erótico es una forma de hacer que la sexualidad sea más variada y más atractiva.

Algunas mujeres aseguran que gozan con mayor facilidad cuando se encuentran en la piel de otra persona. También hay hombres que gozan mucho más cuando se sienten en la piel de un policía perverso, por ejemplo, o de un bombero salvador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *