El voyerismo y el exhibicionismo tienen su caldo de cultivo en la red

Imagen de Greyerbaby, Pixabay

Imagen de Greyerbaby, Pixabay

Aunque el voyerismo y el exhibicionismo tienen sus leyendas negras, lo cierto es que cuando se llevan a cabo de manera consensuada y entre adultos se trata de dos prácticas sexuales que pueden resultar altamente satisfactorias y muy excitantes para la mayoría de las personas.

Observar como alguien se masturba o mantiene relaciones sexuales, sobre todo si uno mismo no es visto, es algo que atrae a miles de hombres y de mujeres. A la excitación sexual se une también la curiosidad y el morbo por saber qué es lo que hacen realmente otras personas en esos momentos tan íntimos.

Por eso han triunfado las Web Cams de carácter erótico como las de videochaterotico.net que permiten que se pueda ver a otra persona realizando diferentes prácticas sexuales. El carácter de este tipo de chats permiten que el observador quede en un discreto segundo plano, sin intervenir para nada en lo que sucede al otro lado de la pantalla, o que pueda interactuar para pedir que se haga algo determinado o mostrar su excitación por lo que ve.

Siempre hay un yin para cada yan

Si el voyerista ha encontrado en Internet la mejor forma de dar rienda suelta a su excitación de una forma totalmente lícita, es sin duda gracias a que existe personas que encuentran en el exhibicionismo su forma de expresión sexual.

Es cierto que en muchas páginas de WebCam las personas que trabajan allí son actores y actrices que reciben una retribución por su trabajo, pero en cualquier caso, la mayoría de ellos admiten que si eligen ese medio para ganarse la vida es porque realmente les gusta mostrarse.

No son pocos los casos de mujeres y hombres que se prestan a este tipo de chats eróticos de manera totalmente gratuita, ya sea en estas páginas o en algunas otras que han aparecido de carácter totalmente amateur en la que muchas personas disfrutan mostrándose y realizando prácticas sexuales de diferentes tipos ante su WebCam.

En la seguridad de su domicilio, estos hombres, mujeres y parejas pueden dar rienda suelta a una fantasía sexual que no podrían o no se atreverían a llevar a cabo fuera de ese ambiente seguro. En muchos casos esto es totalmente anónimo ya que la persona no muestra su rostro, lo que hace que todavía se sienta más tranquila respecto a lo que hace.

En definitiva, dos formas lícitas de divertirse y de disfrutar de la sexualidad que han encontrado su modo de complementarse y de expresarse en Internet.

Imagen: Greyerbaby, Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *