Las parejas liberales

¿Qué son las parejas liberales? ¿Cuáles son las ventajas de esta forma de vivir que relega la fidelidad al olvido? Hay muchas parejas que lo practican, mucho más de lo que se piensa.

El gusto del placer

En un primer tiempo, las personas que práctican el amor libre suelen ser eternos adolescentes, que tienen ganas de divertirse, de vivir nuevas experiencias más o menos frecuentes.

Autor: stokpic-Pixabay

Autor: stokpic-Pixabay

Temor al compromiso

Uno de los miembros de la pareja suele tener cierto miedo al compromiso total o en parte, o una libido claramente más alta que la de su propia pareja vital. Algunos aman el amor en todas sus formas, pero detestan exclusividad que en nuestra sociedad está considerada como la base de la pareja tradicional. Otros tan sólo buscan caricias para compensar algunas lagunas que no tienen con su pareja de hecho.

Una falta a nivel sexual

Algunos optan por encuentros fuera de su pareja habitual con el fin de colmar las lagunas sexuales en el interior de su propia relación. El hombre puede ser impotente, tanto el uno como la otra pueden sufrir una enfermedad que limite los acercamientos entre la propia pareja.

Distancia física

La pareja puede elegir igualmente esta forma de libertad cuando hay una gran distancia que separa a los dos cónyuges, y que se hace urgente colmar ciertas necesidades físicas.

Un trabajo que ocupa demasiado espacio

Para otros, esta forma de libertad viene a colmar un deseo de acercamiento mientras que la pareja de la vida se consagra completamente a su carrera y que consiente a esta forma de libertad a cambio de breves aventuras que tan sólo sirven para aliviar ciertas tensiones. En resumen, son muchas las razones que pueden llevar a una pareja a determinarse por este tipo de elección.

Está claro que no hablamos de aventuras amorosas por parte de alguno de los dos miembros de la pareja, ni tampoco de hacer tríos, ni de salidas a clubs o a diversas prácticas sexuales poco convencionales. Estamos tratando una forma de vida que revierte sobre una decisión tomada de común acuerdo. Cada cual dentro de la pareja busca fuera para satisfacer sus propias necesidades y su curiosidad.

La iniciativa desde el hombre

Esta forma de convención amorosa fuera de las normas suele ser introducida por la persona que tiene la mayor libido, generalmente suele ser el hombre. A veces suelen ser insistentes a la hora de convencer a su cónyuge para que se adhieran a esta filosofía del placer.

Algunos buscan así una forma de ser infiel al otro, pero con su bendición. En resumen, sean cuales sean las motivaciones profundas que conducen a relaciones afectivas y sexuales más abiertas, se trata frecuentemente de una elección de uno de los dos, más o menos impuesta al otro, que es mas influenciable.

Multiplicar las aventuras

Además, poder realizar esto sin temer que la pareja se rompa, y con el consentimiento de la propia pareja suele ser una seguridad. Es algo así como volver a recuperar la dulce sensación de los primeros impulsos amorosos. La mayoría del tiempo, esta sensación se busca por parte de los amantes del amor, los que nunca están satisfechos a la hora de seducir.

No responder a ninguna obligación

Se trata de la ocasión de descubrir a nuevas personas, de todos los perfiles y tipos, sin necesariamente tener que compartir las tareas cotidianas como son las compras, el menaje, el mantenimiento de la casa y el cuidado de los hijos. Estas personas se entregan completamente a este tipo de relaciones, normalmente sin fronteras ni tabúes, y después vuelven a casa.

De hecho, tan sólo son bonitos momentos que destacan sobre el conjunto, no hay que rendir cuentas a la pareja, ni existe el sentimiento de culpabilidad. Cada uno hace el amor por su lado, a veces sin sentimiento, y después vuelve al nido familiar. Los dos exploran otros cuerpos, otras sensaciones, otras camas. Aquí todo está permitido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *