Mi primera vez con una escort en Chile

Hola a todos mis lectores, esta vez les platicare de una experiencia muy cachonda que tuve la semana pasada en un lugar muy caliente de Chile, espero sea de inspiración para todos ustedes y disfruten tanto el relato como yo lo vivi.

Como muchos sabrán, viajo mucho para satisfacer mis más profundos deseos carnales, antes ya les habia contado que el 50% de mis ingresos son inversiones en sexo y experiencias, mientras más adenalizantes mejor. Hasta el día de hoy he visitado cerca de 8 países para cumplir mi más grande deseo: Tener sexo con una mujer de cada país.

Eran aproximadamente las 7 de la mañana cuando salí de mi casa hacia el aeropuerto de Colombia, durante el viaje no dejé de pensar en mi plan perfecto. En mi maleta de viaje llevaba 10 condones, un arnés, unas esposas, un látigo, 2 botellas de alcohol y mis cigarrillos preferidos, el kit estaba completo.

Llegando al aeropuerto me encontré con Karla (mi puta preferida), ella es muy amiga Penelope ambas escorts travestis hermosa, la chica que pasa equipaje en el aeropuerto, acordé cogerlas a las dos juntas cuando regrese a cambio de pasar mi kit de placer, están enamoradas de mi verga.

Tenía todo preparado para sumar una Chilena a mi colección de putas. Contraté un día antes una escort en Chile: Alejandra. Una verdadera belleza, tiene el culo pronunciado y gigante como me gusta, unas tetas enormes, el cabello rubio ondulado, voz sexy, hermosas y suculentas piernas y por supuesto ese acento chileno que tanto me gusta.

Esperaba con ansias llegar a Chile, el lugar de reunión fué en un café dentro de un hotel cerca de Santiago. El plan inicial era desayunar, coger y cenar. El plan final fué: Coger Coger y Coger! cómo no, si al verla casi la desnudo enfrente de toda la gente.

Subiendo al cuarto reservado, no perdí tiempo y la sometí a la puerta la cogí tan duro que gimió hasta que nos escucharon los de recepción, después de un buen rato gozando fuimos a la cama, ahí saqué la primera parte de mi kit de placer, amarre esta hermosa puta y coloqué su culo en posición indefensa. Alejandra empezó a gritar y gemir, decía “cógeme más” cógeme más”.

Estuvimos divirtiéndonos por más de 5 horas, use todo mi kit, para mi última hazaña, ya se habían acabaron los condones, así que mi bella puta en gratitud y con ojos sumisos terminó comiéndose todo lo que escurría de mi verga.

Regresé a Colombia con un logro más, siguiente destino: Costa Rica.

 

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *